Lunes, 23 de Septiembre de 2019
Poemas de Hierro
Agenda de Cultura de Getafe
Portal del lector
Patronos:
Ayuntamiento de Getafe.Comunidad de Madrid.
Familia Romero Hierro.
Síguenos:  
Siguenos en facebook.Siguenos en twitter.Siguenos en twitter.
Encuentro con Raúl Zurita

Encuentro con Raúl Zurita FCPJH

Thu, 12 Mar

C/ José Hierro 7, 28905 Getafe, Madrid
19.30

Ciclo Encuentros
Auditorio del Centro, 19.30 h.

 

Raúl Zurita (Santiago, Chile, 1950). Estudió Ingeniería Civil en la Universidad Santa María de Valparaíso. Entre sus libros se cuentan Purgatorio (1979); Anteparaíso (1982); El paraíso está vacío (1984); Canto a su amor desaparecido (1985); El amor de Chile (1987); Canto de los ríos que se aman (1993); La Vida Nueva (1994); El día más blanco (2000); Poemas Militantes (2000); INRI (2003); Mi mejilla es el cielo estrellado (2004); Las ciudades de agua (2006); Los poemas muertos (2006); Los países muertos (2007); In Memoriam (2007); Sueños para Kurosawa (2010); Cuadernos de guerra (2010) y Zurita (2012).

            En 1979 crea junto con otros artistas el grupo CADA, Colectivo de Acciones de Arte, dedicado a realizar un arte de resistencia a la dictadura militar. En 1982 trazó el poema La Vida Nueva en el cielo de Nueva York con humo lanzado por aviones; y en 1993, grabó de forma permanente, la frase “ni pena ni miedo” sobre el desierto de Atacama, Chile, que por sus dimensiones sólo puede ser leída desde las alturas. Su poema Canto a su amor desaparecido, encabeza el Memorial de los Detenidos Desaparecidos de Chile. Ha recibido las becas Guggenheim y DAAD de Alemania y entre otros, el Premio Pablo Neruda (1989), el Premio Nacional de Literatura de Chile (2000) y el Premio José Lezama Lima de Cuba (2006). Libros y poemas suyos han sido traducidos a una docena de lenguas. Actualmente es Profesor de Literatura en la Universidad Diego Portales, en Chile.

 

CANTO A SU AMOR DESAPARECIDO

Canté, canté de amor, con la cara toda bañada canté de amor y los muchachos me sonrieron. Más fuerte canté, la pasión puse, el sueño, la lágrima. Canté la canción de los viejos galpones de concreto. Unos sobre otros decenas de nichos los llenaban. En cada uno hay un país, son como niños, están muertos. Todos yacen allí, países negros, África y sudacas. Yo les canté así de amor la pena a los países. Miles de cruces llenaban hasta el fin el campo. Entera su enamorada canté así. Canté el amor:

 

Fue el tormento, los golpes, y en
pedazos nos rompimos. Yo
alcancé a oírte pero la luz se iba.
Te busqué entre los destrozados, 
hablé contigo. Tus restos me mi-
raron y yo te abracé.
Todo acabó.  No queda nada. 
Pero muerta te amo y nos
amamos aunque  esto  nadie
pueda   entenderlo.

 

Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do
23
24
25
26
27
28
29
30
01
02
04
05
06
07
08
09
11
12
13
14
15
17
18
19
20