Martes, 19 de Noviembre de 2019
Poemas de Hierro
Agenda de Cultura de Getafe
Portal del lector
Patronos:
Ayuntamiento de Getafe.Comunidad de Madrid.
Familia Romero Hierro.
Síguenos:  
Siguenos en facebook.Siguenos en twitter.Siguenos en twitter.
Escombros de la luz

Escombros de la luz

Diego Jesús Jiménez
Antología
2010

Ed. no venal / 84 págs.

Escombros de la luz

 

PRÓLOGO

Me enteré de la muerte de Diego por la prensa apenas unas horas después y lo que pensé cuando pude tragar la pena es que había llegado tarde.
A veces ocurre, sencillamente sabes lo que tienes que hacer. No hay temblor ni duda. Esta vez no pensé quién lo merece más, de quién es el cumpleaños o quién necesita este homenaje. Lo tenía tan claro y ahora, en la distancia, me siento tan cobarde... Llevaba meses esperando, meses preguntando cómo estaba, deseando saber de su mejoría para llamarle y decirle "Diego, ponte bien guapo, que este año el homenaje es para ti", pero me pudo el miedo de  pensar que a él le sonaría a despedida.
Y después silencio de nuevo. Queda la rabia de no haber podido celebrarle junto a sus amigos, aquellos que estuvieron siempre a su lado y que hoy se reúnen para mostrarnos al genial poeta a través de sus ojos y de sus voces. Hoy de nuevo en torno a Diego recitando, resucitando momentos únicos, mostrándonos a todos quién era él detrás de su nombre, de su mano y de su verbo.
Abre esta antología con una poética que nos muestra al auténtico Diego Jesús Jiménez, que nos habla de su visión del mundo, que sabe de la imposibilidad de encontrar la verdad a través de la poesía, ni de la pintura. Lo que encuentra al otro lado de sus ojos es un mundo distinto, su universo particular y da igual si tiene o no que ver con la realidad. Eso no interesa, la verdad es algo irrelevante en este caso, él disfruta con la búsqueda, con el misterio, él crea y se transforma para tener cabida en su propio mundo, en su refugio. Aunque este refugio también sepa del dolor, de la lucha y de la injusticia.
A lo largo de estos versos nos habla de ese otro lenguaje por el que alguna vez leí que se sentía más pintor que poeta. Al igual que José Hierro, que en su última época aliviaba con la pintura el dolor que le suponía escribir, tenía una vertiente artística menos conocida o reconocida. Hay veces que la poesía no es suficiente, o duele demasiado, o puede llegar a ser fiel amante de la pintura y complementarla. Yo veo en la obra de Diego la misma solidez y hondura cuando describe con palabras que cuando lo hace con colores y texturas, dejando entrever siempre su genialidad. Como en esta antología, donde muestra claramente la relación que mantenía con la pintura y cómo traduce ésta en poesía y combina a la perfección ambos lenguajes, el plástico y el lírico, dando como resultado su huella, que no tiene otro nombre que el suyo y que nos reúne hoy a todos con la esperanza de que todo lo que nos dejó esté siempre presente para hacer de este mundo algo mejor a través de sus ojos.

Tacha Romero

Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Sa
Do
19
22
23
24
25
26
28
29
30
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
15
16
17
18
19